lunes, septiembre 27, 2004

Increíble.

Esos días en los que el sol marca la senda de los viandantes, obligándolos a caminar entre sombras y con sudorosos rostros, era el calor personalizado...
El aguador como me llamaban, cargaba con la mochila llena de botellas de fresca agua, el ascensor se paro en la 5ª planta del hospital San Cecilio (Granada). Era mi rutina todas las tardes, la bruja estaba ingresada por tener placenta previa...

Me paro a explicar que es placenta previa? Algunos agradecerían que no lo hiciese, voy a perder el hilo de esta historia, y comprendo que soy algo difícil de leer.

Para quedar en paz con los dos bandos diré solo que placenta previa es el desplazamiento de la placenta de su lugar natural en un embarazo, con distintas consecuencias, en este caso un abundante sangrado en los movimientos de la embarazada, con el peligro de consecuencias fatales para el feto o la madre.

Gueno, que me quede saliendo del ascensor a eso de las cinco de la tarde de un mes de agosto, con mi cargamento de agua para casi toda la planta de maternidad...(me meto en cada lió).

Cuando entre en la habitación estaban las seis camas ocupadas por mujeres en distintos estados de embarazo y con distintos “problemas”, una de ellas la bruja, fui a su cama, la salude como de costumbre y me interese por su estado y esas cosas... pero también al mismo tiempo note la tensión que en la habitación reinaba, un medico que yo conocía, conversaba con una de las pacientes y el resto de la habitación parecía que tomaban parte en la conversación, unas mirando con ojos de plato otras (la bruja y su vecina de cama) diciéndose esto es increíble...

Que es increíble pregunte, que pasa tía!!

“Ná” dice, que esa muchacha dice que ha abortado en su casa y los médicos la están preguntado y esta contando una historia que no se la cree nadie...llevan toda la mañana entrando y saliendo médicos y ella cuenta que estando en su casa durmiendo sintió un fuerte dolor abdominal y al levantarse de la cama le salió “todo” al suelo.... (embarazada de 8 meses) y que llamo a su cuñada por teléfono, la cuñada vino envolvieron el feto y todo lo que salió en una sabana lo metieron en una bolsa y se vinieron al hospital...a unos 300 metros del hospital la cuñada dejo a esta mujer (para aparcar el coche) la mujer se bajo del coche y caminando hacia el hospital “pensó” yo para que quiero llevar todo esto al hospital .... así que lo tiro en una papelera adosada a una farola en mitad de Granada.. y siguió su camino hacia el hospital, se fue a urgencias, la ingresaron y ahí esta contando eso, y claro ni su cuñada ni nadie han aparecido por aquí.

No se si dije co.ño o lo grite...que historia, y yo presente...jeje mi morbosa curiosidad se despertó, pregunte, cual es el problema?.

El caso es que los médicos dicen que ellos no pueden creerse eso, y que además no pueden ir a comprobar si el feto esta en la papelera, que lo único seria comunicarlo a la policía (terrible palabra según la “enferma”...) no no, la policía no tiene nada que ver aquí...decía y yo la escuche repetir varias veces.

La solución de los médicos era seguir atendiendo a la paciente...consecuentemente tenían que hacerla un legrado...(jajaja paso de explicar que es un legrado) y seguir la vida como si nada...Flipo aun.

No me callo ni en un concierto de clásica...he tío le dije al medico, cual es el problema, que hay que traer al feto?
El tamaño de los ojos del medico creo que sobrepaso en dos centímetros su orbita natural, aparte de ser un negrata que tienen ya predisposición a desencajarlos....hombre balbuceo, si tuviésemos el feto no seria necesario hacerla el legrado y sabríamos además las causas del aborto que cuenta esta mujer...

Eso es todo, dije, yo voy por el feto, donde esta?

La escena la podéis imaginar, como dije, seis camas seis ocupadas por seis mujeres seis y un medico en este momento, y el menda “protagonista” de los siguientes 20 angustiosos minutos, descargue la mochila mientras escuchaba de boca de esta mujer el lugar donde estaba esa papelera, tome un trago de agua y salí del hospital, yo me creo que observado por todo el mundo, hasta llegue a pensar que las cámaras de seguridad del hospital serian testigos de mi “inconsciente” actuación...

Un paso tras otro me llevaron ante la papeleta, era de esas que teniendo una tapadera era casi imposible sacar nada de ella, y menos como yo veía dentro una bola de considerable tamaño y de contenido tan sensible, imposible de sacar por la abertura de la papelera me dije, y sin pensarlo le sople una patada a la tapa que no necesito de otra para abrirse con el consecuente ruidazo ( a mi me lo pareció) y también “note” las miradas de to cristo sobre mi karateca acción.

Sin prisas pero sin pausa, saque la bolsa la metí en la mochila y me la eché al hombro, di media vuelta y encamine mis pasos a esa habitación de la 5ª planta....mi destino.

Todo bien, mi llegada al hospital fue sin mas ignorada por los que yo pensé que estaban pendientes de mi, (me temblaban les pates)...y si hice alucinar a toda la habitación, mi entrada sembró un silencio y siete caras de pregunta...(tienes el feto?).

Aquí esta el feto dije, el medico tomo la mochila y me dijo, quieres venirte a verlo...(mi recompensa, lo que yo quería), si claro conteste, vamos dijo...

Por el camino, corto, el medico me dijo que la historia de la mujer era increíble, pero que para el lo único que le interesaba era su salud y con el estudio del feto podría adelantar mucho, me lo agradeció con sinceridad y poco mas, pues el estudio en este caso solo consistió en el pesado y tallado del feto y una extracción de sangre...
Como detalle añado que el feto estaba totalmente formado, era moreno, y no me dio ninguna sensación desagradable, parecía dormir eternamente, eso si, ensangrentado.

( Mi relación con ese medico era ya de casi un mes antes de este hecho, motivo por el cual el conocía mi interés y curiosidad por esos temas, en otro caso no me creo que hubiese sido “invitado” a ese estudio fetal.)
Dos meses mas en mi rutina de aguador me aportaron muchas mas historia ginecológicas, unas pa matar a alguien otras pa morirte de la risa.

1 comentario:

  1. Qué bueno! En cierto sentido me ha intrigado, y me ha recordado a películas de Cronenberg como Inseparables y La mosca, que tienen escenas de médicos, partos y exploraciones ginecológicas, un cordial saludo

    ResponderEliminar